Lientur Escobar / Poeta Chileno – 2002.

En un largo lienzo como la historia del tiempo en giros soberbios. Miguel has dejado la creación en pálidos poemas y por muy señor del color los pinceles son altos perfiles de los dioses que atesoran el color la sabiduría de una tierra de gigantes cuyo aplauso “es toda la historia” desde el Perú profundo”. se consagra los artes del universo en esta tela.

Ha firmado el poeta; Dios en él se solaza y en los naranjos, fuertes y dolorosos donde los vértices conducen a las fronteras de la creación sin límites donde el tiempo es fantasía y donde solamente Miguel Gran señor lo profetiza a la humanidad.

 

Lientur Escobar / Poeta Chileno – 2002.

En un largo lienzo como la historia del tiempo en giros soberbios. Miguel has dejado la creación en pálidos poemas y por muy señor del color los pinceles son altos perfiles de los dioses que atesoran el color la sabiduría de una tierra de gigantes cuyo aplauso “es toda la historia” desde el Perú profundo”. se consagra los artes del universo en esta tela.

Ha firmado el poeta; Dios en él se solaza y en los naranjos, fuertes y dolorosos donde los vértices conducen a las fronteras de la creación sin límites donde el tiempo es fantasía y donde solamente Miguel Gran señor lo profetiza a la humanidad.

 

Lientur Escobar / Poeta Chileno – 2002.

En un largo lienzo como la historia del tiempo en giros soberbios. Miguel has dejado la creación en pálidos poemas y por muy señor del color los pinceles son altos perfiles de los dioses que atesoran el color la sabiduría de una tierra de gigantes cuyo aplauso “es toda la historia” desde el Perú profundo”. se consagra los artes del universo en esta tela.

Ha firmado el poeta; Dios en él se solaza y en los naranjos, fuertes y dolorosos donde los vértices conducen a las fronteras de la creación sin límites donde el tiempo es fantasía y donde solamente Miguel Gran señor lo profetiza a la humanidad.

 

Lientur Escobar / Poeta Chileno – 2002.

En un largo lienzo como la historia del tiempo en giros soberbios. Miguel has dejado la creación en pálidos poemas y por muy señor del color los pinceles son altos perfiles de los dioses que atesoran el color la sabiduría de una tierra de gigantes cuyo aplauso “es toda la historia” desde el Perú profundo”. se consagra los artes del universo en esta tela.

Ha firmado el poeta; Dios en él se solaza y en los naranjos, fuertes y dolorosos donde los vértices conducen a las fronteras de la creación sin límites donde el tiempo es fantasía y donde solamente Miguel Gran señor lo profetiza a la humanidad.

 

Raquel Jodorowsky / San Isidro, Octubre 1981

BRUMAS DE LA TIERRA

 

Miguel Brenner inaugura en la pintura peruana la corriente que llamo “metafísica del paisaje”. En estos panoramas aéreos, en tonos de aire, encontramos un elemento reiterativo: las escalinatas o puentes rojos.

 

Atraviesan la obra simbolizando el camino del hombre hacia lo desconocido, el tramo a recorrer hacia la magia de la vida. Rodeado de figuras veladas, estas mesetas voladoras del Ande, nos sugieren ambientes de Marcahuasi donde las noches de luna levantan una zoología pétrea a las cuales Brenner comunica la mirada viviente, otra vez.

 

“Tal vez los dioses vinieron a ayudar Puna con alas, hombre-dragón Hombre-serpiente y tortuga Mito y animal combinados. ¡Todos pueden haber sido reales! “.

 

Esta obra en su totalidad nos hace participes de las presencias inquietantes en la proyección plástica del autor, cuya fuente de inspiración no es otra que la proveniente del ámbito onírico. Desde los más remotos tiempos y quizás mucho antes, el alma poética del hombre estuvo ligada al paisaje, a los sitios tutelares.

 

Relación que se encuentra en el estilo de esta muestra, un estilo en movimiento, donde cada uno de los cuadros sigue el rastro del anterior y se anticipa ya al siguiente. Todos en rumbo ascendente hacia la luz. Unidad y no diversificación, catalogaría yo la presente muestra donde el tema principal, el fondo de las motivaciones del pintor, está en la entrañable realidad del hombre y su sueno, del hombre y su paisaje interior.

 

Así, ante nosotros, Miguel Brenner abre inusitadamente un nuevo paisaje visionario como para comunicamos la más secreta de las creaciones junto a una gama de colores sutiles y sugerentes. Es toda una nueva geografía pictórica de raíces ancestrales que ofrecen la garantía de una expresión artística auténtica.

 

 Alla Galleria S.Marco –  Guerrino Mattei’ / Italia – Roma Parliamo d`arte. Metro 1984

Una pittura sudamericana tutta da proporre aiutandosi con piccoli gesti delle mani: modo di porsi al colloquio più da giapponese che da sudamericano.

In effetti queste sue articolazioni pittoriche hanno in comune con l’arte giapponese la mitología fantasiosa dello spirito. Si evocando giganti e guerrieri «galleggianti» in piena aria, quasi veleggianfi sopra un mare di nuvole. Sono fantasiosità che nascono da una cultura ben precisa, ove prevalgono l’arcano e i segni trascendenti. Altro particolare in comune con l’ arte giapponese e l’accostamento continuo con i campioni dello spazio (buoni e cattivi) che entusiasmano la mente e i gesti dei ragazzi: Mazzinga, Atlas ecc.

 

Miguel già trentenne con un volto ancora da ragazzo, per nulla indurito, ha compiuto i suoi studi preso, la Scuola Nazionale di Belle Arti di Lima e poi ha iniziato a girare il mondo, esponendo in diverse città europee ed americane attraverso interscambi, e gemellaggi culturali.

 

Un pittore con tutte le carte in regola per rappresentare la filosofia sottile, sempre venata di sar- casmo del suo Paese. Ci ha fatto sorridere un poco quando ci ha lanciato l’invito per andare a cena a casa sua a Lima. Probabilmente faceva sul serio e noi forse non dovevamo ridere. Perchè e possibile tutto nella vita, come Dure e possibilissimo (anzi ne siamo quasi certi) che fra qualche anno lo rivedremo in Italia con altre opere, con un nome ancora piú robusto arbisticamente ma con lo stesso sorriso e la stessa intelligente scanzonatura, all’insegna di tanta e sconfinata simpatia.

 

Volto sorridente, occhi arguti e una matita che in continuazione traccia nitidissimi segni su dei cartoncini bianco-latte: sono questi le essenzialitá per riconoscere il pittore Miguel Brenner. Se poi aggiungiamo che e peruviano,-ed ha il tipico colorito olivastro di questa razza, allora non ci si può sbagliare nell’ inidividuarlo: simpatia brillantezza rimangono le doti che ha per eccellenza. Parla la nostra lingua in modo del tutto particolare, facendosi capire usando la parola ridotta al puro significato, senza svolazzi.

 

Julie L. De Freundt – Perú – San Isidro – 1997

Esta nueva exposición de “Abstractos Gestuales” del pintor Miguel Brenner, representa la plena madurez de su carrera artística, que iniciara hace dos décadas. En sus obras encontramos nuevas características, trazos vigorosos, texturas acartonadas de fuerte empaste, pinceladas gestuales, contrastes de color como también grandes armonías. Con este nuevo lenguaje artístico, Brenner da un gran aporte al arte peruano.

 

Lientur Escobar / Poeta Chileno – 2002.

En un largo lienzo como la historia del tiempo en giros soberbios. Miguel has dejado la creación en pálidos poemas y por muy señor del color los pinceles son altos perfiles de los dioses que atesoran el color la sabiduría de una tierra de gigantes cuyo aplauso “es toda la historia” desde el Perú profundo”. se consagra los artes del universo en esta tela.

Ha firmado el poeta; Dios en él se solaza y en los naranjos, fuertes y dolorosos donde los vértices conducen a las fronteras de la creación sin límites donde el tiempo es fantasía y donde solamente Miguel Gran señor lo profetiza a la humanidad.